Llueve, mientras otra lluvia se lleva nuestras competencias.


Después de un fin de semana casi de primavera, con gente en las terrazas de los bares disfrutando de un dulce sol de invierno, ha vuelto la lluvia, tímida, ténue, pero al fin y al cabo, lluvia, la que no veíamos desde hace mucho tiempo.

Como suele ocurrir, nunca llueve a gusto de tod@s, y el agua viene precisamente en el momento en que la pila de leña está acumulada en la Plaza Mayor, alrededor del árbol de Navidad, dispuesta a ser quemada esta tarde.

La predicción da un respiro, y parece que esta tarde puede dejar de llover y tras una mañana con posibilidad de agua, ver ya el sol a partir de mediodía de mañana.

Otro tipo de lluvia se cierne sobre el futuro de nuestro Ayuntamiento, y continuabdo con la política de desmantelamiento de las competencias municipales, el equipo de gobierno presenta ahora las bases para cubrir la plaza en la oficina de turismo, proponiendo otra vez que sea La Comarca quien decida por nosotr@s: será La Comarca quien señale los horarios, será el conocimiento de los recursos turísticos de La Comarca lo que se valore y serán técnicos de La Comarca quienes hagan la valoración.

Precisamente hoy leo en la prensa que la DGA se está planteando evitar la duplicidad de instituciones y está estudiando el papel de las comarcas, diputaciones y ayuntamientos; curiosamente, la DGA anuncia que justo las competencias en materia turística volverán a la DGA.

Hace ya tiempo que planteé la necesidad del debate sobre el papel de las comarcas y diputaciones en el siglo XXI, lo que dio lugar a una encuesta en la que el 94% votó porque los asuntos que afectaran al pueblo deberían decidirse por el pueblo, mientras que sólo un 4% votó por La Comarca, un 2% por el gobierno nacional, y un 0% en la Diputación y DGA (ya se nos ha demostrado por el equipo de gobierno municipal que no les importa la opinión del pueblo, pero ahí está).

Todas las instituciones territoriales luchan tener más competencias, porque las competencias suponen capacidad de decisión. ¿Todas?: no, hay una que no, el actual Ayuntamiento de La Fresneda, que parece que opta por la comodidad de no tener que esforzarse por el bienestar del pueblo, y prefiere quitarse el trabajo de encima regalando la capacidad de tomar decisiones propias.

Ya se celebró un Pleno Extraordinario con la propuesta de delegar las competencias urbanísticas en La Comarca, ahora le toca el momento a las de turismo. Si quieres puedes dejar aquí tu opinión; la mía, en lo concreto, es que apoyo que los puestos de trabajo que se creen en el pueblo sirvan para fomentar el empleo local y la preparación y formación de la gente de aquí y que desde aquí apoyo la gestión de las personas del pueblo que han venido prestando sus servicios en la oficina de turismo municipal.

En lo general, mi opinión personal, sumándome a la de la inmensa mayoría que apoya la autonomía del Ayuntamiento, es que hay demasiadas administraciones y que debe respetarse el mandato constitucional que reconoce la plena autonomía de los municipios. Es un clamor popular que las comarcas sólo han supuesto un derroche económico y la creación de más cargos políticos generosamente remunerados, pero, ¿hacemos cuentas?:

La Comarca del Matarraña aprobó un presupuesto de 4.700.000 Euros, lo que supone unos 550 Euros por habitante; por su parte, la Diputación Provincial tiene un presupuesto de 44.000.000 de euros, del que nos corresponde unos 300 Euros por habitante. Sólo en Planes Provinciales, la Diputación concedió el año pasado al gobierno municipal del PP unos 100.000 Euros, lo que supone un retorno por habitante de unos 200 Euros, pero, ¿cuál ha sido el retorno por habitante de la Comarca?: mira a tu alrededor, pregunta qué servicios se reciben de La Comarca (el de asesoramiento urbanístico, por cierto, es una duplicidad con al DPT) y valora por tí mism@ la necesidad de seguir manteniendo esta institución: ¿tú qué opinas?.

La opinión de nuestros políticos es:

– Carlos Alastuey, presidente del Bajo Aragón Caspe: “las comarcas son en estos momentos mucho más necesarias que las provincias”; por cierto, se trata de esa Comarca en la que el acuerdo del PAR y PSOE ha propiciado nada menos que la polémica existencia de cuatro vicepresidencias remuneradas.

– Francisco Esteve, presidente de la Comarca del Matarraña, dice que “las comarcas son la institución del futuro”; es probable que efectivamente la Comarca del Matarraña suponga una garantía de futuro, ¿pero para quien?. Ya sabemos lo que nos corresponde del presupuesto a cada habitante y lo que recibimos; ahora queda saber lo que reciben los políticos: Francisco Esteve (PAR), percibirá 2.700 euros mensuales más beneficios; Rafael Martí (PSOE) percibirá 1.180 euros mensuales, sin dedicación exclusiva; Alberto Moragrega y José Luis Roda, consejeros encargados de las áreas de Personas y Territorio respectivamente, cobrarán 870 euros mensuales, también sin dedicación exclusiva.

Anuncios

One Response to Llueve, mientras otra lluvia se lleva nuestras competencias.

  1. Pingback: Otra vez la lluvia… se lleva competencias « La Fresneda

Gracias por dejar tu punto de vista

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: