Por la paz social


Leo con asombro que una vez más José María Fuster, miembro del Grupo Parlamentario del PP en el Senado, lidera un movimiento en contra del PP: esta vez le ha tocado al Ayuntamiento de Alcañiz, donde en el Pleno de ayer los concejales del PAR dejaron en minoría al gobierno local, abandonando las concejalías que habían asumido.

Ignoro cuáles son los intereses, y argumentos que los justifiquen, de Fuster y del PAR en su contradictoria posición entre el banco que ocupa en el Senado y el del Ayuntamiento de Alcañiz; lo que defiendo es el derecho que tenemos la población a no ser “daño colateral” de batallas ajenas.

El Acuerdo para la gobernalidad de Aragón, suscrito entre PP y PAR se alcanzó en base a unos principios fundamentales: estabilidad institucional, derecho a la discrepancia política, “cultura del pacto y el compromiso”, compromiso con el bienestar de un territorio y una población… pero, ¿realmente se gobierna “por principios”, o se hace “por intereses”?: los principios hacen referencia a todo el mundo (justicia, igualdad…), mientras que los intereses suelen ser algo propio y no siempre confesables; el conflicto entre principios es negociable en términos políticos, el conflicto entre intereses suele tener difícil solución.

Mientras no resolvamos la disyuntiva entre principios e intereses, difícilmente podemos aspirar a contribuir en la solución de los problemas sociales, que se supone que es la función de haberse presentado a unas elecciones.

Si los principios que defendemos son la estabilidad, el progreso de Aragón y el bienestar y la felicidad de la gente que habitamos esta región, con solidaridad hacia otras poblaciones y sin exclusión de nadie, entonces no podemos mirar hacia otro lado en los innumerables desencuentros entre PP y PAR con la cómoda justificación de “son cuestiones personales”, porque en la administración de los intereses colectivos no puede haber (ni consentirse) “cuestiones personales”, sobre todo si hablamos de instituciones de la importancia de la Comarca del Bajo Aragón y del Matarraña, por ejemplo, porque la población, y su derecho a vivir en paz, no puede ser rehén, ni daño colatoral, de “cuetiones personales”.

Ahora, si lo que queremos es mantenernos calientes dentro de palacio, entonces cualquier argumento será suficiente para permitirnos mirar hacia otro lado, y no sentir el remordimiento de la culpabilidad por la pasiva complicidad con el rencor que consume recursos personales, económicos y sociales.

Intereses o principios: es una elección personal.

Creo que hay que ser valientes para no obviar la realidad y poner encima de la mesa los desencuentros entre el PP y el PAR en este territorio, porque no mirar al conflicto no va a hacer que se resuelva.

Alguien, de entre quienes hayan optado por gobernar por principios, debería tomar las riendas de esta cuestión y organizar alguna forma de encuentro entre ambas formaciones para alcanzar un acuerdo global que garantice la estabilidad en todo el territorio, porque el Bajo Aragón y Alcañiz, el Matarraña y La Fresneda, también son Aragón, y la población que habitamos este territorio también tenemos derecho a “un escenario institucional de estabilidad”: esta vez juntos podemos llegar mucho más lejos.

En este blog escribo en primera persona y en ocasiones no son sólo expongo ideas, datos o proyectos, sino también sentimientos y emociones; no puedo mirar a nuestro Ayuntamiento y dejar de sentir decepción y tristeza por lo que podría ser y no es. Por eso, una vez más y otra vez de forma pública, tiendo mi mano a l@s concejal@s del PAR para llegar a un pacto de gobernabilidad en el Ayuntamiento coherente con el regional, con la total seguridad que nos unen más los principios, que lo que nos separan los intereses.

 

Anuncios

4 Responses to Por la paz social

  1. evolutioning says:

    Me gustaría pensar que se pudieran hacer realidad tus deseos de llegar a un pacto con el PAR en La Fresneda pero no sé si llegan a entender la trascendencia , la diferencia y las implicaciones que hay entre principios e intereses. Me da la sensación que para ellos tienen el mismo significado aunque no puedan reconocérselo a sí mismos por propia vergüenza. Que tus deseos se hagan realidad!

  2. @evolutioning: más que un deseo, creo que es una necesidad. Hace falta dar estabilidad institucional, poder trabajar por sacar cosas hacia delante y dejarse de tanto echar la vista atrás.
    El grupo popular y el aragonesista de La Fresneda intentamos el acuerdo, pero nos quedamos con la sensación que en Zaragoza no nos tuvieron en cuenta.
    Ahora en Alcañiz se vuelve a plantear la misma cuestión, como en Beceiite, el Jioloca, Alfambra y muchos territorios más.
    Solo la unidad de la población podemos dar un paso importante.

  3. redford2415 says:

    Muy bien traido el cuadro de Iván Darío Hernández aunque la imagen se podría haber llamado también “contubernio para vendetta”. La mano por el hombro de ese tipejo le delata además de esos sombreros que ocultan unos ojos hipócritas y los alzacuellos de gabardina mafiosa cara. A mí me la trae al pairo la actitud de José María Fuster porque era algo que cabía esperar. Si quieres podemos presentar aquí la evolución de este respetable señor a su paso por todas y cada una de las sociedades, instituciones, corporaciones… Me viene ahora a la cabeza, está muy reciente, la liquidación de la sociedad “Teruel Avanza, SA”. La “riqueza” que han creado por aquí, por la zona, por la Comarca, a sus habitantes…, por no entrar en “La Ciudad del Motor de Aragón, SA, Cómo se gesionan, quién las gestiona, “con la diligencia de un buen padre de familia”. Si el PP de Aragón tuviera un mínimo de dignidad ya se habría quitado de en medio a esta cuadrilla de trepas que están en los ayuntamientos, comarcas, diputaciones y, ahora, en el Senado, por lo que están. Yo tiendo la mano al que me pide ayuda, no al que me la quiere cortar. Dice un proverbio italiano Después que el barco se ha hundido todos saben cómo pudo salvarse. Un abrazo.

  4. @redford2415: el proverbio italiano les viene a punto a su propia historia reciente… el hundimiento del crucero que ya fue objeto de una entrada (https://lafresnedaenprimerapersona.wordpress.com/2012/01/31/vada-a-bordo-cazzo-vuelva-a-bordo-joder/).
    José María Fuster fue el “negociador” del PAR en la moción de censura y probablemente quien no transmitió a sus concejal@s el acuerdo por el que Antonio cedía la alcaldía pero a alguien de la lista del PP: ahora me doy cuenta que no es bueno designar a un incendiario para que apague un fuego.
    Ayer volví a hacer una propuesta de estabilidad institucional en nuestro Ayuntamiento, pero tuve la impresión que según hablaba mis palabras se iban directamente a la papelera.
    Un saludo,

Gracias por dejar tu punto de vista

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: