El Racó de Març


Hoy es lunes; empieza otra semana con la tristeza de haber cerrado el centro de emisión de la televisión local “por orden de alcaldía”.

Me encuentro encima de la mesa con la respuesta a la solicitud de nuestro grupo municipal para tener un local propio en el Ayuntamiento, a lo que tenemos derecho por ley: se nos niega la posibilidad de utilizar ninguno de los locales existentes con ambiguas respuestas y futuribles inciertos. El local de la televisión está vacío, es público por haberse pregonado que el del Banco Santander lo estará, arriba hay una sala que no se ha utilizado desde hace años, otra que sólo tiene de utilidad los dos trajes de diablets y otra más que es una especie de almacén. Si hubiera intención de no obstaculizar el ejercicio de la oposición es factible encontrar una solución, pero en lugar de intentarlo, se nos vuelve a mandar a un espacio de paso u uso público en el hall de entrada.

Además, me entero (ya sabéis que de los asuntos de gobierno nos tenemos que enterar por los comentarios de gente, porque sólo se nos informa cuando ya es imposible mantener la cuestión oculta más tiempo), que el viernes estuvo un camión de la basura recorriendo el pueblo: sería una cuestión sin importancia, pero unido a que la semana pasada se pidió a la Comarca el presupuesto para la recogida de basuras, ya podemos ir despidiéndonos de otra competencia más, porque el teniente-alcalde, el único que podía evitarlo, no parece que sea muy firme en la defensa de sus principios.

Pero no todo son noticias preocupantes de retroceso de las libertades democráticas y mala gestión de los asuntos municipales. Un amigo me manda las fotos que hizo al pasear por el Racó de Març: la belleza de los campos floridos y el valor de la mistad que comparte las imágenes, compensan los sinsabores.

¿Sabe alguien qué utilidad tenían estas cabañas redondas?: he oído que se hacía fuego en el centro cuando se iba a trabajar el campo, para que por la noche estuvieran las paredes calientes, lo que hacía muy confortable sentarse con la espalda apoyada en la pared.

En el Racó de Març hay dos de estas curiosas construcciones: de una de ellas he leído que podría tratarse de una tumba de la época antigua.

¿Tenéis alguna idea al respecto?.

Anuncios

Gracias por dejar tu punto de vista

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: