Pensar diferente no es un delito


Tradicionalmente la izquierda se apropia de la creatividad, la disidencia y la originalidad, dejando a la derecha el papel de más rancio inmovilismo.

La izquierda es solidaria y la derecha egoísta, la izquierda es social y la derecha individualista, la izquierda es progresía y la derecha regresía, la izquierda es r-evolución y la derecha involución… viejos tópicos que ya sólo sirven en caducas reuniones de nostálgicos de los malos tiempos y que no reflejan la realidad actual.

Si lees el titular: “dinero para los banqueros, palos para los pobres”, ¿en quien piensas?; puedes haber tenido la tentación de hacerlo en Rajoy y Esperanza, pero si tienes realmente curiosidad de quienes estaban detrás de la brutal represión contra los obreros que protestaban contra la crisis y el paro, lo siento, pero te toca ser activo y tienes que hacer clic aquí.
¿Te acuerdas de Carlos Sotos?: militante comunista que dejó las filas del PCE para integrarse en la aventura como constructor de la mano del sindicato socialista UGT… y terminó en el proceso por estafa inmobiliaria más sonada de los noventa, timando a nosecuantos miles de humildes cooperativistas… o aquél otro militante socialista, nombrado Director General de la Guardia Civil, que se quedó con el dinero de los huérfanos del cuerpo… ¿ellos han sido condenados por pensar diferente que Jaume Matas?. No, los tres probablemente pensaron igual, en lucrarse ellos y las organizaciones a las que pertenecían.

Yo formo parte del proyecto popular y se que pienso diferente de mucha gente, pero no soy capaz de agruparla en derechas e izquierdas porque eso, en definitiva, es pensar igual que se ha hecho en los últimos dos siglos. Pienso en tolerantes e intolerantes, en solidarios e insolidarios, en gente generosa y gente egoísta y me resulta más fácil discriminarlos por quienes están con los culos en los sillones y quienes se hacen la calle, quienes sacan provecho de la política y quienes no: el mapa del corruptódromo dedica a Aragón su propio espacio, pero si lo amplías es fácil comprobar que las banderas están en todas partes y lo que diferencia unos territorios de otros es quien los gobernaba, no la ideología de los partidos.

Si miramos a nuestra política más próxima, el esquema es parecido. Las diferencias no provienen de las siglas, sino de las personas. No hay gobierno en España que recorte más y aporte menos que el municipal de La Fresneda y no hay medidas menos sociales que las que adopta el gobierno municipal de La Fresneda… pensar diferente no es hacerlo respecto al que está en el sitio opuesto, sino al que está en tu mismo nivel… pensar diferente es atreverse a hacer las cosas diferentes… aunque pueda ser un delito para el gobierno de turno.

Me gustaría pensar (o quizás ya entro en el campo de los sueños) que realmente se puede hacer algo diferente, que gente como tú y yo podemos tomar la responsabilidad de nuestras comunidades y hacer algo por el cambio, algo diferente a sentarse en la mesa del bar, cerveza en mano, y arreglar el mundo sin mover un dedo.

Podemos hacer cosas, aunque no sean muy grandes, que contribuyan a mejorar la vida de unos pocos. Mira a tu alrededor, seguro que verás personas a quienes apoyar: personas mayores que necesitan asistencia y atención, personas pequeñas que necesitan educación y formación, personas jóvenes que necesitan un futuro, personas adultas que necesitan un trabajo, familias enteras en la calle, comedores sociales desbordados, hambre, violencia, sufrimiento, exclusión… no, no es cuestión de hablar, sino de hacer.

 

Anuncios

18 Responses to Pensar diferente no es un delito

  1. xarxes says:

    Bé, considerar que PSOE i UGT representen l’esquerra té el risc de fallar en el pronòstic 🙂

  2. @xarxes: también es cierto, pero ¿quien representa hoy a la izquierda?, ¿qué es la izquierda de hoy?, ¿cuáles son sus postulados ideológicos?. Una anécdota: en una asamblea del 15M alguien propuso hacer una actuación directa en la institución más próxima, la Comarca; se levantó una participante y dijo “ahí no, que ahí trabaja mi marido”.

    • xarxes says:

      Lo 15M es considera assemblea ciutadana a on “tots tenen cabuda” i s’ha volgut distanciar de l’eix dreta-esquerra. No sé si representen l’esquerra. Suposo que aquells que últimament han tingut visibilitat des de l’esquerra són Cañamero i Cia. http://es.wikipedia.org/wiki/Base_A%C3%A9rea_de_Zaragoza Han fet discurs, i acció. Encara que tenen lo discurs enganxat al segle XX. Suposo que és per què les seues condicions continuen enganxades al segle XIX.

      • @xarxes: supongo que el link a la base aérea de Zaragoza habrá sido un lapsus y querrías referirte a http://es.wikipedia.org/wiki/Diego_Ca%C3%B1amero.
        El 15 M fue absorvido por IU a nivel nacional y la CHA al local y ahí se acabó, recién disuelta la asamblea del Matarraña.
        Hay gente que hacen gestos valientes que sirven de revulsivo a las conciencias sociales (hoy Amaia ha sido un dramático ejemplo); vienen a ser la expresión más profunda de esos otros gestos a los que me refiero en el post, pero no son patrimonio de derechas o de izquierdas, sino de quienes piensan con el corazón o sienten con la cabeza.

  3. xarxes says:

    Esta afirmació la trobo lapidària i arriscada: “El 15 M fue absorvido por IU a nivel nacional y la CHA al local”. Sense cap referència, és totalment errònia. Hi ha multitud de moviments socials que s’apunten al 15M. Gent que no vota. Gent que no votarà mai. Gent d’IU que rebutja el 15M. En tot cas, ja deia que el 15M no és un moviment suficientment estructurat com per a representar l’ “esquerra”. Em referia a moviments socials suficientment estructurats, amb discurs i acció, com el que el que el Govern de Rajoy va dedicar dos ministres a cos i ànima (sense comentaris) http://www.youtube.com/watch?v=84_7tKjkoZM

    • @xarxes: hablaba por conocimiento propio y el escenario en que me muevo: se acaba de disolver la Asamblea del Matarraña y el 99% de los mensajes que he recibido en este tiempo eran “contra” el PP… se olvidaron las propuestas de la depuradora ecológica, de la participación asamblearia… lo interesante parecía que era hacer marchas “contra” la reforma sanitaria, “contra” la reforma educativa, “contra” los recortes a funcionari@s… y se perdió la lucha de los indignados por hacer un mundo mejor… lo interesante seguía siendo mantener las mismas sillas en los mismos palacios (desde Valderrobres a la Zarzuela, pasando por la Moncloa y la Aljafería), sólo que había que cambiar a Rajoy por el candidato de turno.
      Pero, efectivamente, el 15M, a pesar de surgir de una de las voces más comprometidas, Stéphane Hessel, de lo que podría llamarse “izquierda”, finalmente sucumbió absorbido por la marea roja; era una hermosa experiencia que ojalá vuelva a resurgir porque nos hizo mover los cimientos de nuestras creencias a todo el arco político, y eso, eso es un logro que debemos reconocer y agradecer.
      Los movimientos “jornaleros” del sur, creo que están lejos de ser un movimiento estructurado, con una ideología capaz de diseñar una sociedad del Siglo XXI; se mantienen en ese “contra” tan poco productivo al que me refería al principio.
      Los contactos que al menos mantengo con lo que se llama izquierda nacionalista, no está muy distante de esa falta de orientación ideológica, centrando su discurso exclusivamente en la crítica al actual gobierno.
      Haber leído, y creído, a Stéphane Hessel ha sido uno de los pocos placeres ideológicos que he tenido desde que leí, y creí, a Ghandi,
      Uf, lo siento, ya me he enrollado otra vez.

      • xarxes says:

        Els exemples que haig comentat són importants perquè tenen parcel·les de poder i els han exercit en paradigmes poc convencionals al que estem acostumats al Matarranya: Marinaleda o Ducat de l’Infantado. També hi ha altres exemples menys ideològics però igual d’interessants (i difícils d’exportar) com per exemple Mondragón. En tot cas, tots ells lluny del PSOE i UGT, que era el que originalment apareixia com a representació de l'”esquerra”. El paradigma del “pensament únic” parteix d’això.

  4. @xarxes: entro en la web de Marinaleda y me encuentro una entrada, “la verdad sobre los sueldos“, en que se escanea un documento sobre lo que cobran los cargos electos; si vas unos meses atrás, en este mismo blog hay una entrada, “las cuentas claras“, en que hago exactamente los mismo y, en cambio, somos teóricos representantes de la derecha y la izquierda: lo que más importante es la actitud personal y no la militancia ideológica.
    Torrelodones un municipio de Madrid gobernado por una asociación de vecinos no políticos, que tiene superávit, también tiene los sueldo colgados en la red (ellos si cobran).
    Tres grupos ideológicamente heterogéneos que, en cambio, adoptan la misma medida para garantizar la transparencia y el único que cobra, precisamente es el que no es político.
    Somos las personas, no los partidos, quienes hacemos cosas; así que creo que miremos más a quienes administran nuestro futuro y menos a las siglas con que lo hacen.
    Si asociamos pensamiento único a capital, entonces habrá quien tenga la fácil tentación de mirar a la derecha (o, los más avanzados, al PPSOE), pero hoy no hay ya confrontación entre capital y masa trabajadora (entre otras cosas porque cada vez hay menos de lo uno y de lo otro), sino entre “mercados” y los demás.
    Entre quienes se alinean con los mercados están todas las formas tradicionales de poder; pero nuestra sociedad es más compleja y simplificar una dicotomía social entre “mercados” y los demás no deja de ser una simpleza retórica que hago, porque esos mismos “mercados” nos han aportado bienestar a “los demás” mucho tiempo y entre esos “demás” hay diferencias mucho más irreconciliables que las que hay frente a “los mercados”.
    Solo la unidad de la gente puede hacernos avanzar, responsabilizándonos de los escenarios en los que tenemos capacidad de actuación.
    Me había ido por las ramas: el inicio del 15 estuvo formado por gente que procedía de todas partes; al menos en mi experiencia personal, el final estuvo dominado por IU (CHA en esta parte de Aragón) y se acabaron las propuestas asamblearias para unirse a las manifestaciones sindicales. Los viejos políticos saben que ese tipo de respuestas no duran mucho porque les falta un objetivo común claro y terminan surgiendo enfrentamientos internos, ¡como no!, por detentar el poder.

    • xarxes says:

      És inevitable mirar sigles. Són tres sigles que mos ham donat per a governar ininterrumpuament: PSOE, PAR i PP. Són les que han creat comarques no triades directament pel ciutadà, diputacions no triades pel ciutadà, i les llistes electorals tancades que eviten el que demanes explícitament: poder votar actituds personals i no militància de partit. Hi ha molt pocs (i meritoris) polítics que marcon distàncies en lo seu partit.
      Lo pensament únic és lo que s’ha aconseguit identificant que la dreta és PP i l’esquerra PSOE, que les alternatives són eixes. Negar que no hi ha classe treballadora sona una mica a Fukuyama i el final de la història. Malauradament, entre l’usuari d’un smartphone i qui l’ha construït hi ha una distància molt bèstia. Ohala no existire classe treballadora i classe propietària. Però la realitat és una altra.
      Del 15M no hi ha res a dir. Ja haig dit que no representen l’esquerra, perquè han declarat expressament que no són ni dreta ni esquerra (com Fukuyama, curiosament :))
      Ah, dir que un alcalde no és “polític” és una mica complicat.

      • @xarxes: Si seguimos a Fukuyama, con esa debilidad tan americana de dicotomizar todo, hablaríamos de una división social en neoliberales y anti-neoliberales (que aglutinarían un sinfín de movimientos), pero no de “clases”, porque la realidad social española hace difícil encontrar una característica común, relativa a la forma de producción, que aglutine a un conjunto de personas en torno a una misma “clase social”; claro que hay trabajadores y empleadores, pero la mayor masa actual son un híbrido, el autoempleador (autónomo en la jerga de la Seguridad Social), de difícil encaje en ninguno de los dos tipos sociales clásicos, además de una masa ingente de funcionarios, maestros, militares y sanitarios (trabajadores sin “empleador” en términos tradicionales de producción), a los que hay que sumar otra marea importante de gente que vive de ser cargo electo (políticos y sus asesores, sindicalistas y los suyos, representantes de empresarios y unos cuantos más….). De todas formas, en teoría política estás por delante mío, lo que hace que tus aportaciones sean mejor recibidas porque me hacen actualizar lecturas dejadas de lado hace tiempo.
        Personalmente creo que las comarcas pueden ser útiles siempre que: no dupliquen competencias (la nuestra del Matarraña es un caso nefasto de confrontación con la Diputación con la que compite con las mismas competencias), que no tengan cargos electos asalariados (la nuestra los tiene) y que el sistema de elección sea directo en listas abiertas o, sin más, sea una cámara territorial en que estén representados todos los Ayuntamientos a través de los respectivos alcaldes: el sistema actual de comarcas no deja de ser un centro de trabajo más para políticos y allegados. Comarcas y Diputaciones provinciales se solapan de tal manera que unas u otras sobran: ¿de cual prescindir?: por lo que conozco personalmente, las comarcas tal y como están diseñadas son un peligroso sistema de discriminación territorial, mientras que las Diputaciones (al menos de actual de Teruel) mantiene unos criterios objetivos.Pero unas y otras realmente sobran si los Ayuntamientos escogieran la autonomía de agruparse como consideraran conveniente para el interés general.
        El alcalde Madrid, Barcelona y hasta Teruel, son políticos; el alcalde un pueblo de 500 habitantes es bastante menos político que el presidente de una comunidad de vecinos de cualquier gran ciudad: es un vecino más, con ganas de hacer cosas por su pueblo, generalmente de forma desinteresada y muy sacrificada.
        Un saludo,

  5. xarxes says:

    Comentava el tema de les classes socials respecte qui usa i qui fa smartphones. Aquí no es fan smartphone, però sí que se n’usen, i de vegades facilita que tinguen èxit les visions de Fukuyama i companyia.
    Les Diputacions són totalment prescindibles, les comarques no. Les comarques fan política de proximitat. Les diputacions estan molt lluny. La subsidiarietat de les administracions ha de fer que tot allò que es pot fer prop, no s’ha de fer lluny. Si no, els polítics cada vegada esteu més mal valorats.

    • @xarxes: en la actual sociedad occidental ( y esto es meramente simbólico) quienes fabrican los smartphone probablemente también los usen: ya no hay obreros que van en bicicleta a la fábrica de automóviles.
      La diferencia está entre quienes tienen acceso al smartphone (sigue siendo símbolo) y quienes no, o sea, entre paises desarrollados, paises emergentes y dirigentes de paises pobres por un lado, y del otro lado ciudadan@s de esos países pobres y excluídos de los demás.
      Hoy leo que un alcalde socialista cancelará las cuentas de los bancos que desahucien a sus vecinos; en La Fresneda, el alcalde socialista votó en contra de una moción del Grupo popular del mes de junio para forzar a los bancos a aceptar las daciones en pago dejando de operar con los que suscribieran el código de buenas prácticas: la diferencia, una vez más, no es ideológica, sino que, por mera decencia, nos alineamos grupos sociales dispersos, organizaciones vecinales, movimientos anarquistas y representantes del PSOE y el PP: personalmente, animo a la okupación de los pisos desalojados por las mismas familias desahuciadas porque no es cuestión de estar “contra” la banca, sino “a favor” de la gente.
      Las comarcas que conozco no hacen mucha política de proximidad y sí bastante reparto de cargos remunerados; por eso creo que habría que profundizar en lo primero (política de proximidad) evitando lo segundo (clientelismo asalariado), pero mientras el abanico necesite del clavillo para decidir el color, creo que seguirá todo igual (en los presupuestos de 2013 la partida que sube es precisamente la de las comarcas, la institución política peor vista en Aragón.

      • xarxes says:

        Crec que ja fa anys que a la societat occidental ja no es fabriquen smartphones… http://www.lavanguardia.com/tecnologia/20120913/54349520873/el-iphone-5-se-fabrica-en-condiciones-penosas-segun-un-periodista-infiltrado.html
        Si defenses l’ocupació (amb k) potser el problema és que milites a un partit que et persiguiria per defensar-ho. Almenys es desconeix cap document del PP en defensa de l’ocupació de vivendes i centres socials, i moltes persecucions de l’activitat que defenses. Un gran poblema de consciència.
        I finalment, dir que les comarques són “la institució política pitjor vista d’Aragó” a partir d’una enquesta en línia de La Comarca (del Baix Aragó) feta en el moment que el PP va dir que es volia pul·lir els ajuntaments, i que es presenta tres úniques categories (ajuntament, comarca i diputació) excloents entre elles i que té menys de 200 vots (voluntaris) és, si més no, temerari. Suposo que no era intencionadament.

        • @xarxes: la gente está equivocada con el PP; en su militancia hay gente que representamos muchos puntos de vista dispares y aunque aceptemos el que se adopte oficialmente, no renunciamos a nuestras creencias y no es lo mismo una okupación de un edificio privado para hacer botellón que para organizar actividades culturales o resolver problemas de necesidad de vivienda: sólo que en el PP, reconociendo el derecho legítimo a la propiedad, hay quienes creemos que hay opciones que lo salvaguardan sin necesidad de recurrir al desalojo, y mucho menos ejerciendo la violencia… no vemos la vida en blanco o negro, rojo o azul, derecha o izquierda… sino con toda la gama posible de colores y nunca he recibido ninguna forma de advertencia por expresar mi punto de vista, que lo hago dentro y fuera de los órganos del partido, con el respeto a unos principios éticos de quien pertenece por voluntad propia a un grupo con el que siente afinidad.
          No conocía el caso de la empresa taiwanesa fabricante de un componente del iPhone5, pero fíjate como encaja en la división geopolítica y no social: el no tener iPhone debería hacerme sentir libre de culpa, pero somos una red viva, un único organismo, y cualquier muerte como la de la noticia que linkeas me afecta y me duele, porque detrás de ella hay mucho sufrimiento: no es simple número estdístico o un titular mejor o peor redactado, sino un padre y una madre que han visto frustradas su espectativas, una persona que posiblemente le amara y quisiera compartir su vida con él, a lo mejor unos hijos condenados al yugo, como el niño yuntero…
          En el entorno en que me muevo, con gente de todas las opciones políticas, te puedo asegurar que hay una inmensidad (coincidente más o menos con la encuesta) que consideran las comarcas como una oficina de empleo.

  6. xarxes says:

    El tracte que dones a l’ocupació i la joventut deixa clara una visió que tenen sobre la festa jove i la cultura alternativa molts càrrecs responsables encarregats de desocupacions. Suposo que el contingut cultural d’una de les últimes desocupacions més sonades no et deixarà indiferent. http://www.youtube.com/watch?v=e2VieT5ksyo Sí, tenen taverna, i beuen. Però no cal haver visitat una Okupa per a veure què més hi ha dins. Està accessible a Youtube. I això, actualment, ja no existeix pels desallotjaments.
    El poder sempre ha intentat mantenir distància entre classes. A la ciutat, entre centre, perifèria i barris residencials (Escola de Chicago). Al món, entre països i amb balles com les de Ceuta. Per això el “final de la història” encara no ha arribat.

  7. @xarxes: creo que me he explicado mal con la referencia al botellón: cada cual se divierte como quiere y, como te decía, intento ver la vida de colores, no teniendo que elegir entre dos opciones, pero es difícil expresar ideas complejas con pocas palabras.
    Me pasas un vídeo de kukutza, que he conocido personalmente muy de cerca, porque una de esas personas que contribuyó a que fuera posible es alguien muy vinculado a mi; he conocido el trabajo y la ilusión con que se hizo (y también la decepción en algunos casos) y la desesperación con el desalojo y la carga policial, y los consiguientes temores posteriores, y las buenas intenciones para reconstruir la experiencia y la desesperación por el derribo y los desalojos posteriores… Precisamente kukutza debió ser un ejemplo de la opción intermedia porque el gaztetxe cubría una importante laguna social, y de hecho sigue existiendo la misma movilización y continúan los intentos de sacar adelante el mismo proyecto, con las movidas periódicas por ello y la pérdida de dos energías: una negativa para destruir lo que otra positiva ha construido.
    Es una realidad que existe una necesidad social que no puede cubrir (o no quiere) el Ayuntamiento de Bilbao y que el movimiento juvenil quiere y puede satisfacerla: ¿por qué no facilitárselo en lugar de impedirlo?, ¿cuánto cuesta “mantener el orden” y cuanto costaría mantener el gaztetxe?…
    Veo que tenemos muchas cosas e inquietudes comunes, pero eso no quita que también haya otra realidad (y muchas más que no caben en estas líneas) de quien utiliza la okupación para hacer botellón, y ahí si, lo siento, pero no me encuentro muy solidario, con independencia de que quien beba tenga 14, 19 o 62 años, sin que ello suponga que sea “contra” esa forma de llenar el ocio.

Gracias por dejar tu punto de vista

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: