El descanso de los muertos


cementerioHace poco fue el día en que el cementerio se renueva y florece por la atención de los familiares hacia quienes ya no están con nosotr@s: da gusto abrir la cancela de hierro, que con su chirrido familiar nos invita a entrar en el recinto, y descubrir un espacio limpio, ordenado, con multitud de coloridas flores en las tumbas y nichos que bordean las paredes.

Todo invita a la paz y el descanso… pero como suele ocurrir, una lamentable excepción, la de alguien que decidió dar muerte en el mismo cementerio a un bello abeto que seguro que alguien había plantado con cariño y esmero, como se hacen estas cosas para rendir homenaje a los muertos.

Sin respeto hacia los demás, la tapia del cementerio ha vuelto a ser protagonista de las ansías de venganza, o simplemente de la falta de empatía y sensibilidad, y allí ha quedado el tronco, talado desde la base, sin que esta vez parezca que nadie ni tan siquiera vaya a hacer leña del árbol derribado.

La Navidad despierta otras actitudes diferentes, que personalmente me gustan más, y que dan lugar a hermosos actos solidarios como el villancico grabado por varios artistas para destinar sus ingresos a una ONG de Calcuta, hasta con el beneplácito de la intratable SGAE.

Escuchar este villancico es, además de un acto solidario, un acto de reflexión:

¿quién es tu luz?.

Anuncios

Gracias por dejar tu punto de vista

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: