El juego de cartas


Hay cartas que sirven para jugar, arrastrando y contando guiñotes al final de la partida; otras cartas, cada vez menos utilizadas, para comunicarse en la distancia; cartas especiales para predecir el futuro; cartas para elegir el menú del restaurante; cartas que se toman para intervenir en un asunto; cartas de ajuste que se ponían cuando no había emisión en la televisión; cartas marcadas para jugadores de ventaja; cartas que algunos ponen boca arriba y otros no saben con cual quedarse; hay cartas blancas que nos autorizan a hacer lo que queramos; e inmutables cartas magnas que obligan a los ciudadanos, aunque los gobernantes las cambian cuando les viene en gana; hay cartas abiertas para ser compartidas… entre tantas formas de cartas, ¿qué es lo que hace que alguien coja el teclado y se ponga a escribir lo que nos ha llegado a nuestras casas firmado por un impersonal “equipo de gobierno“?.

Quienes vivís en el pueblo sabréis a que me refiero, para l@s vecin@s fij@s discontínu@s, os aclaro que se trata de una carta en la que otra vez se intenta convencer al pueblo de lo que no es cierto: en el grupo popular no mentimos porque nos importa la información veraz y allá quien quiera seguir manteniendo sus pactos de silencio.

verdad o mentira

No es la primera vez que tenemos que aclarar quien miente (puedes ver un ejemplo haciendo clic aquí) y no vamos a quedarnos en silencio cuando se sale a la calle a aumentar la confrontación a base de decir barbaridades sin sentido. Por eso, no hemos tardado ni 24 horas en contestar: haciendo clic aquí puedes leer nuestra respuesta; la imagen que ilustra este post era el anexo para que cada cual decida quien dice la verdad y si haces clic encima de ella se hace más grande.

Acudimos al pleno para hacer una nueva propuesta de diálogo y una oferta para trabajar juntos en la búsqueda de soluciones a la situación actual; pero otra vez más, fue rechazada por unanimidad y después recibimos, con desagrado, la carta que simboliza la provocación.

Nosotros seguimos con la misma actitud con la que empezamos el pleno: vamos a aparcar las diferencias personales (eternos Montescos contra Capuletos) y vamos a ponernos a priorizar lo importante, sobre todo cuando ya está presentado el informe de la auditoría (que hoy he pedido para publicar aquí en este blog) y cada quien tiene las cosas claras (bueno, nosotros todavía no conocemos esta segunda versión, después que la primera que recibieron en septiembre no les gustara y hayan esperado hasta el último día de enero para mostrar la famosa cabeza del monstruo del lago Ness.

Esperamos que acabado el capítulo de la auditoría, a partir de ahora podamos empezar a construir junt@s un pueblo donde vivir mejor.

Por lo pronto, ya está preparada la hoguera para celebrar este fin de semana Santa Águeda, con la esperanza que aparezca una Lisístrata que ponga paz a esta guerra civil o que Las Asambleistas se hagan con el poder para imponer la igualdad y la justicia.

Anuncios

2 Responses to El juego de cartas

  1. Pingback: Mienta, pero no engañe | La Fresneda

  2. Pingback: Mentiras | La Fresneda

Gracias por dejar tu punto de vista

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: