Riqueza económica, riqueza social o falta de proyecto.


En un Estado de Bienestar, ¿pesa más la rentabilidad económica o la rentabilidad social?, se preguntaba hace poco un titular de La Comarca.

No se trata de una pregunta retórica, sino de dar explicación a la necesidad que tenemos las administraciones próximas a la ciudadanía de velar por unos intereses que no siempre son cuantificables en términos económicos; el editorial pone de ejemplo el Ayuntamiento de Cañada que ha montado una peluquería municipal.

tu decidesParece que a nadie le extraña, y todo el mundo apoyamos, que se atienda a l@s más pequeñ@s y se mantengan guarderías que, en términos económicos, no son rentables por lo que tienen que ser los presupuestos generales (del estado o de la comunidad autónoma) quienes se hagan cargo del coste, eso sí, si los ayuntamientos piden en plazo las subvenciones. Ese sistema se mantiene para cuatro niñ@s, atendido por un/a profesional con titulación especializada.

Pero si hablamos de personas mayores, parece que entonces debe regir el sistema de “coste cero para la administración”, repercutiendo en l@s usuari@s el coste de los servicios, lo que hace que en general sea inasequible la atención especializada.

Si observamos nuestra realidad social, tanto la presente como la futura, son las personas mayores el colectivo más numeroso, más necesitado de protección y, además, el único potencial social de crecimiento económico.

Pero si observamos la realidad en términos de necesidad social, entonces nos encontramos además con multitud de situaciones dolorosas de infra-atención, de gente que no recibe atención adecuada (proyecto “envejecimiento activo”) y vecin@s nuestr@s que en la última etapa de su vida deben abandonar su pueblo, en el que han vivido toda la vida, para buscar el asilo (seguridad) en residencias o familias.

Antes esas expectativas, ¿qué respuesta da el actual Ayuntamiento?:

A.- gastarse el dinero del Plan de Teruel 2011 en lo que considera un inviable proyecto, en primer lugar más de 2.000 euros para un proyecto arquitectónico que prevé un cuarto de baño y una sala diáfana sin uso posible para personas mayores.

B.- gastarse el dinero del Plan de Teruel 2012 en levantar y volver a hacer una calle que ya está hecha, y cuyo primer gasto será el proyecto arquitectónico;

C.- suponemos que gastarse el dinero del Plan Fite 2013, cuya transferencia de 30.000.000 fue acordada en el consejo de ministros del pasado 12,  en algún otro proyecto similar.

El Plan Fiter es una iniciativa para que lleguen importantes cantidades de fondos públicos para corregir un doble desequilibrio de la provincia: el despoblamiento y el bajo índice de renta per cápita. El Convenio de colaboración explica que la finalidad es la financiación de proyectos que promuevan directa o indirectamente la generación de renta y riqueza y los planes FITE de que hablo pueden suponer más de 150.000 Euros: el proyecto que defendemos de centro de día tenemos claro que se trata de una infraestructura municipal que genera renta y riqueza en términos económicos y sociales a una buena parte del pueblo; el hormigonado de calles, ¿a quien genera riqueza?.

Anuncios

Gracias por dejar tu punto de vista

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: