La tortuga en el poste


tortugaMe llega por Internet una de esas cadenas de comentarios ingeniosos: la tortuga en el poste.
Un joven está sentado en la plaza de un pueblo y decide tomar un descanso. Al lado hay un señor de más edad y empiezan a hablar sobre la políticas, el gobierno y esas cosas sin importancia.
El señor le dice al joven:
– ¿Sabes?, los políticos son como una tortuga en un poste.
Después de un breve lapso, el joven responde:
– No comprendo bien la analogía… ¿Qué significa éso?.
Entonces, el señor le explica:
– Si vas caminando por el campo y ves una tortuga encima de un poste de alambrado haciendo equilibrio, ¿qué se te ocurre?.
Viendo la cara de incomprensión del joven, continúa con su explicación:
– Primero: No entenderás cómo llegó ahí.
– Segundo: No podrás creer que esté ahí.
– Tercero: Sabrás que no pudo haber subido solita ahí .
– Cuarto: Estarás seguro que no debería estar ahí.
– Quinto: Serás consciente que no va a hacer nada útil mientras esté ahí.
– Entonces, lo único sensato sería ayudarla a bajar.

EN LAS PRÓXIMAS ELECCIONES, HAGÁMOSLO MEJOR, TRATEMOS QUE NINGÚN ANIMAL “inútil” SUBA AL POSTE.

Anuncios

2 Responses to La tortuga en el poste

  1. sergioandreu70 says:

    Vaya, vaya, pues a mi entender, una vez repasada la lista de los siete miembros de la Corporación de La Fresneda, el único “animal inútil” que veo eres tú. ¡Eres el único que no trabaja (lo de abogado en Alcañiz es una broma no?) y no se te conoce ocupación estable durante los últimos años!, aparte de lo de juez sustituto una temporada (cualquier licenciado en derecho puede serlo). Que aportas al pueblo?, nada, rectifico, confrontación, hasta con tus más allegados con los que apenas ya no te hablas.
    Vivir ocioso, de renta y tener mucho tiempo libre únicamente te convierte en animal, pero para nada útil.

    • @sergioandreu70: hola, de nuevo.
      Queda claro que no soy una persona de tus simpatías, lo que es normal, porque no todo el mundo nos caemos igual.
      Lo importante, quizás es saber qué hacemos con nuestras antipatías: desde luego que una opción es acudir a la difamación o el insulto, porque cada cual elige su estilo, pero lo siento si no me vas a encontrar en ese campo, que Goya reflejó perfectamente en una imagen que luego ha sido versionada por numeroso humoristas para demostrar lo inútil de las peleas.
      Es norma de este blog el mantenerse dentro de los límites de la convivencia, por lo que he editado los mensajes que afectaban a terceras personas o contenían insultos o difamaciones; no encuentro motivo para no aplicar esa norma a los que se refieren a mí mismo, porque no aportan nada positivo ni al debate político ni a la gestión municipal.
      Ya son varias veces las que traspasas ese límite, por lo que editaré futuros mensajes del mismo estilo; seguro que hay algún foro donde podrás expresar todo lo que quieras con unas normas diferentes.
      Un saludo,

      la inutilidad de la confrontacion

Gracias por dejar tu punto de vista

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: