Confesiones


Muchas noches me he asomado a esta ventana para contar mis inquietudes, mis reivindicaciones o simplemente mis frustraciones.

despierta

Hoy me asomo un poco más tímido, buscando solo una confidencia cómplice para compartir sentimientos y emociones de soledad.

Hay veces que me siento, o me colocan, en tierra de nadie, demasiado progresista para ser de derechas…. demasiado conservador para ser de izquierdas… y la verdad es que a estas alturas de la historia política, no me da la gana que nadie me suba a su coche para llevarme a “su” destino: quiero el mío propio, sobre todo porque ya se ha puesto difícil eso de fiarse de ningún conductor, que luego te dejan tirado y desvalijado de ilusiones.

Recuerdo las campañas juveniles de ganar unos duros pegando carteles del CDS con que pagar parte de los estudios universitarios: en los barrios obreros del sur de Madrid nos echaban, con palos, por fachas; en los barrios pijos del norte, con pistolas, por rojos… parece que hay una necesidad enfermiza y compulsiva de encasillar a la gente, sobre todo si es a quien percibimos como oponente, posiblemente solo para abolir el encuentro creativo, el debate político, y sea con palos o con pistolas, al final nos echaban y siguen queriendo echarnos.

En un lado me callan por izquierdista, en el otro lado me tildan de populista…. pero me pueden poner donde quieran, los unos y los otros, porque como los árboles que corren tras la ventanilla del tren, pasan sin dejar ningún recuerdo fuera del paisaje al que pertenecen… y como aragonés obstinado que soy, no quiero salirme, simplemente porque no me da la gana, de este espacio de centro humanista y reformista donde los partidos políticos están, o debieran estar, al servicio de los ciudadanos.

Cuando el silencio de la noche se rompe con el quiticlín del teléfono y abro el whatsapp, un mensaje me recuerda que lo mio es un partido de personas y no unas personas de partido, que podemos hacer que las cosas mañana sean diferentes: “nos has dado la luz a los que nunca podremos estar en política, a los vocacionales de verdad, a los que nunca nos darán la oportunidad de participar”.

Anuncios

Gracias por dejar tu punto de vista

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: