Cuento de Navidad 2014


Un gato busca refugio en el pecio de una furgoneta que hace tiempo naufragó en la plaza de mi pueblo.

Cerca, tras los cristales de una pequeña ventana, una madre espera que suene el teléfono; desde hace tiempo no sabe nada de su hijo, pero si no la llama, seguro que será porque ahora no puede.

Apenas tres tabiques más allá, un hombre cabizbajo huye del fracaso marcando siete cruces en un boleto de la primitiva; sabe que siempre ganan los mismos, pero lo suyo más que fortuna, es cuestión supervivencia.

En ese mismo instante, bajo la fría sábana de invierno, con nocturnidad y alevosía, un divorciado esconde sus inconfesables derrotas tras el sueño de unos besos que están por llegar.

Vidas de azoteas con goteras, techos con lágrimas que no dejan ver las estrellas de una navidad que a pocos metros iluminan viejos palacios donde suenan los teléfonos para desear paz y felicidad, abunda la buena suerte y los besos más impúdicos traicionan promesas de eternidades efímeras.

sonrisaPalacios de cuento, con escaleras iluminadas por lámparas de arañas y salones con sofás para descansar después de cenar en que un Belén reparte figuritas con esmerado orden. Pero, todos los palacios tienen, en la oscuridad de un largo pasillo, una fría celda llena de llamadas que nunca llegan, números de azar retenidos y caricias sin la promiscuidad que empaña la edad.

Ese es el lugar donde van a parar los deseos, bien encerrados, no vayan a volar y poner en peligro la estabilidad de la tradición que ha alimentado a tantas generaciones de pequeños cortesanos.

Por amor a la vida, harto de historias de harapos y corbatas, una de estas noches alguien se atreverá a salir a la ventana y alzando la cabeza, con el cuello estirado hacia la pálida luna, esbozar una sonrisa que rasgue soledades y tristezas para que, como si fuera un rayo de luz, entren besos nuevos y abrazos.

Los ecos de la noche repetirán las sonrisas, mientras se irán desvaneciendo los brillos palaciegos, y hasta las piedras sentirán el escalofrío de la libertad y la felicidad.

Anuncios

Gracias por dejar tu punto de vista

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: