4 Promesas cumplidas

9 NOVIEMBRE, 2011 POR  2 COMENTARIOS (EDITAR)

Dos pasadas por los servicios de urgencias médicas y una especial dificultad para mantenerme sentado, me han tenido unos días apartado del ordenador y de poder actualizar el blog.

Mañana a las 12 es el Pleno para debatir la moción de censura: en este tiempo, y pese a las dificultades físicas de mi estado, no hemos dejado de mantener abierta la esperanza porque el Pleno ratifique nuestro proyecto, pero también somos conscientes que pudiera ser que no, así que hemos querido terminar de cumplir las promesas que hicimos, pese al poco tiempo que la moción nos ha dejado.

Nuestra campaña electoral se basó en dos planteamientos básicos: escuchar a la gente del pueblo y rebajar el nivel de confrontación social.

En este tiempo, hemos abierto canales de comunicación con el pueblo:

  • a través de este blog y las encuestas que hemos ido promoviendo, con casi 30.000 visitas en estos pocos meses
  • a través del servicio de atención al/la ciudadan@ que cada viernes hemos prestado y que ha dado lugar incluso a varias respuestas escritas
  • respondiendo a las solicitudes que se han presentado (lo que ha supuesto la paralización de dos obras, la resolución de varios expedientes con resultado favorable a l@s ciudadan@s y las respuestas escritas a las dudas planteadas)
  • y, sobre todo, mediante el contacto directo con la gente en las calles del pueblo y en reuniones sobre los temas que les afectan directamente.

Aún nos han quedado en la agenda más contactos, más encuentros y más formas de diálogo, que esperamos poder materializar, desde el gobierno o desde la oposición.

La política de diálogo e información, de participación y consenso, ha propiciado unos Plenos en que prácticamente desapareció la confrontación, tomándose los acuerdos por unanimidad; aún así, la inercia de otras prácticas ha mantenido un cierto nivel de conflicto en cuestiones que fueron propuestas al Pleno sin diálogo previo. Desde un principio éramos conscientes que había unas fuertes inercias que iban a exigir un gran esfuerzo para corregirlas, por lo que asumimos que sólo era posible una forma de gobierno generosa al mirar hacia el futuro: no deja de ser la misma forma que utilizamos al conducir un coche, con un parabrisas grande par ver los que nos viene por delante y un pequeño espejo retrovisor para saber lo que hay detrás.

Nos sentimos orgullosos del trabajo hecho y del camino recorrido. No excluimos a nadie de acompañarnos en la senda del acuerdo, ni discriminamos a nadie si optó por no hacerlo; mantuvimos y mantenemos nuestra oferta degobierno compartido. Por el parabrisas vemos un tiempo difícil para transitar y por el espejo retrovisor viejos rencores nos piden paso. Mañana La Fresneda decidirá si somos nosotros quienes mantenemos nuestra propuesta o si nos dejan fuera del coche.

Nos queríamos despedir del gobierno, si es que llega a ocurrir, con la tranquilidad de los deberes hechos; nos faltaba quizás solo un pequeño detalle y era publicar en la web la oferta turística del pueblo: ahora también es una realidad, ¡otra promesa cumplida!.

Anuncios

Gracias por dejar tu punto de vista

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: