Duermo poco, sueño mucho.

imposible tarda másMariano Rajoy: “Pido disculpas en nombre del Partido Popular por haber situado en puestos de los que no eran dignos a quienes en apariencia han abusado de ellos.

Entiendo y comparto la indignación y el hartazgo de todos ante la acumulación de escándalos. Los condeno. Actuaremos para impedirlos. Hemos presentado distintas medidas para luchar contra la corrupción. Y vamos a seguir trabajando para poner fin a esta lacra.

Por último, quisiera añadir que si estos casos son investigados, perseguidos y juzgados es porque el Estado de Derecho funciona. Podéis estar seguros de que nuestro compromiso con la limpieza de la vida pública es total“.

Desde las bases del PP somos muchas las personas que creemos que no basta con leyes de transparencia, regular incompatibilidades o hacer declaraciones de bienes…. no, creemos que el problema es la “clase política”, eso que con poco acierto ahora llaman “la casta”, esas personas dispuestas a apoltronarse hasta la jubilación en cualquier cargo con una sola condición: que tenga sueldo y prebendas… y que después llenan las páginas de los periódicos y las salas de los juzgados.

Cambiar los nombres o el color del partido no va a ayudar, poner filtros hará que se cambien las formas de engaño, prohibir las tarjetas negras no evitará otra forma de retribución opaca…. y no basta con el anuncio de castigos “ejemplares”… que luego son indultados social y penalmente. Si primero se facilitan los casos de corrupción, después ya no se está legitimado para salir como salvador, ofreciendo perseguirlos…. llevo oyendo esa cantilena desde siempre…. “hasta debajo de las piedras”.

Pero…. ¿no sería más eficaz evitarlos?…. ¿como?… es sencillo: la ciudadanía queremos que haya gente que nos administre con honradez…. y queremos elegirles nosotros; queremos recuperar EL PODER DE DECIDIR Y LA RESPONSABILIDAD DE HACERLO.

duermo pocoEs imprescindible el debate sobre el proceso electoral: queremos elegir a las personas nosotros, y no los secretarios generales de los partidos; queremos saber quien nos representa y donde, desde los Ayuntamientos a las Comarcas, desde las Diputaciones Provinciales a las Autonómicas y, por supuesto, en las Cortes Generales.Como una asignatura transversal, muchas personas de las distintas formaciones creemos que la única manera en que el electorado reconozca al elegido y que exista una cercanía entre candidato y ciudadano, es el circunscripción uninominal: se elige a un solo candidato para un determinado territorio… y el candidato es el dueño del acta…. no el partido monolítico y presidencialista, desde el PP a IU, desde el PSOE a Podemos.

Sería bueno que hubiera un solo congresista del Matarraña, un vecino cualquiera con un proyecto de gobierno y unos principios para aplicarlo, y que si no nos sentimos representados en un momento dado… a la calle; pero eso, a la calle, no a otro puesto de consolación con una alta remuneración (para eso está Telefónica internacional o las eléctricas, por ejemplo). Y de paso acabaríamos con estas guerras internas y cainitas para ser Diputado provincial o regional, o presidente de las basuras o de Omezyma o simplemente consejero comarcal, de una caja rural o de alguna de esas muchas empresas con las que íbamos a acabar, y que posiblemente sean ellas las que acabarán con nosotros y nuestra credibilidad.

Hace año y medio decía lo mismo que hoy, porque no nos engañemos: no ha cambiado nada. En la indecente fiesta de la corrupción hay muchos invitados,pero la pagamos entre todos y el perdón, seis letras, no cambia que sigamos pagándola en términos económicos y de credibilidad mundial… no se pide perdón or lo que ha pasado, sino por lo que está pasando… no es coherente pedir disculpas y seguir pisándote el pie.

No, no bastan las disculpas tardías… queremos, exigimos, que nunca más vuelva a ocurrir… queremos, exigimos, acabar con esas “personas de partido” trepando por los paneles de despachos alfombrados…. queremos, exigimos, que el poder de elegir se devuelva a quienes nunca debieron privarles de ese derecho: a las personas como tú y como yo.

Solo así, con valentía, podrás poner fin a esta lacra de corrupción, Mariano, solo así.

La Fresneda, el pueblo que queremos

A estas alturas de la historia, creo que somos una inmensa mayoría quienes estamos cansad@s de confrontaciones y negativismos que no van a ninguna parte y, sobre todo, no son nada útiles para el desarrollo del pueblo.

Hace ya un tiempo que mantuvimos una reunión con el pueblo para recibir ideas sobre actuaciones para hacer de La Fresneda el pueblo que tod@s queremos.

Como resumen de los datos recibidos hasta ahora, surgen las siguientes ideas, que desde aquí trasladamos al Ayuntamiento con la esperanza que en un futuro puedan transformarse en proyectos viables.

– participación ciudadana:

  • Secretaría virtual
  • mejorar la comunicación del Ayuntamiento con el pueblo, especialmente establecer una vía de información a l@s vecin@s no residentes;

– urbanismo:

  • mejora de accesos y aparcamientos en las zonas altas del pueblo (La Baseta y la Iglesia);
  • medidas respecto a edificios en ruina, especialmente en la Subida de la Iglesia y Castillo;
  • mejora de accesos al pueblo, especialmente cruces con la carretera A-231, travesía de la Avda. Nuestra Señora de Gracia y cruces de calles frente a la antigua báscula;
  • mejora del entorno de la Iglesia Mayor;
  • mejora de la Plaza del Pilar;
  • mejora de accesos con gran desnivel de la Calle Mayor a la Plaza Nueva;
  • mejora del casco histórico, soterrando el cableado y poniendo pavimento similar al utilizado en otros centros históricos de nuestro entorno;
  • terminación del Área industrial;
  • fijación clara del uso de materiales en las distintas zonas de protección, adaptándolos a los nuevos materiales;
  • pavimentar todos los accesos que queden a viviendas y/o locales
  • arreglar escorrentía de agua en placeta Travesía Virgen de Gracia
  • rampas de acceso a la Lonja y al Centro Médico
  • sustituir todas las luminarias que queden en postes de madera

– servicios:

  • mejora de redes de agua potable y saneamiento (hacer las calles que han quedado pendientes en los actuales planes y continuar con la renovación progresiva de todo el área urbana);
  • racionalización de la iluminación pública;
  • seguimiento urgente del plan de depuración;

– dotaciones:

  • centro de día
  • sala de duelos
  • plan vivienda joven
  • renovación área escolar
  • renovación vaso piscina infantil
  • renovación parque infantil

– otros:

  • plan de estabilidad financiera;
  • fomento del turismo;
  • fomento creación puestos de trabajo;
  • mejora asistencia social;
  • poste de gasoil;
  • mejorar la presencia de La Fresneda en Internet y en las redes sociales;
  • participación institucional en organismos de interés general y/o medioambiental.

Hay temas en los que podemos colaborar el Grupo municipal popular, a través de presentar iniciativas e incluso proposiciones concretas, que es lo que venimos haciendo de forma habitual, pero carecemos de medios para desarrollar algunos proyectos que necesitan la intervención de estudios técnicos, aunque muchos los dejamos ya redactados.

Hay recursos que vienen comprometidos en líneas concretas de actuación, por ejemplo en Plan Reindus para la industrialización o el Instituto Aragonés del Agua para la renovación de redes de suministro, pero hay planes que requieren la clasificación de proyectos, en función de los intereses generales, para tener clara una línea de actuación: ¿es más importante fijar población o embellecer el entorno?, ¿es preferible atender necesidades prioritarias o satisfacer necesidades estéticas?, ¿qué necesidades son urgentes y cuales convenientes?… desde aquí vengo defendiendo que, sean cuales sean las decisiones que se tomen, se tengan en cuenta a las personas para, entre tod@s, hacer de La Fresneda el pueblo que queremos.

En el Grupo municipal popular hemos diseñado un plano del pueblo “interactivo” (se pueden añadir más propuestas que sean de interés), que es la imagen miniatura que ilustra este post, a la que puedes llegar en tamaño grande haciendo clic encima de la imagen 0 aquí.

Queremos agradecer a todas las personas que nos han ido aportando las ideas que ya están plasmadas y a las que seguro seguirán haciéndolo en un futuro.

La preponderancia de lo pequeño.

Hoy ha hecho ese frío que recuerda el otoño, el tiempo en que los árboles se desprenden de las hojas, los animales se preparan para hibernar y el ambiente se llena de olor a hogar y estufa encendida.

Ayer hizo un año que el PAR y el PSOE presentaron la moción de censura y quizás eso haya contribuido a ponerme algo más nostálgico.

No voy a hacer un repaso de lo que ha ocurrido en el Ayuntamiento durante este año, porque hacer balance de su gestión es la responsabilidad de quienes han sometido al pueblo a una tensión en la convivencia que a veces supera el límite de lo razonable, tiñendo de acto político cualquier situación o actuación, sea pedir la gratuidad de los libros o sea un conflicto vecinal: si tuviera que resumir en una sola palabra este año, sería “confrontación”; me recuerda algo que leí hace tiempo: “nuevos tributos, nuevas exacciones, nuevos sitios y nuevas calamidades naturales, tanto, que los jurados de La Fresneda llegaron a exclamar, «parece que el diablo anda suelto por todas partes».”

Hoy, quizás sea el ambiente nostálgico del otoño, más que pensar en lo pasado, pienso en lo que podría haber sido, donde nos habría llevado la proyección inicial, especialmente en cuanto a cobertura social, inversiones y preocupación por cada persona del pueblo. Muchas de esas actuaciones eran pequeñas y otras más ambiciosas: el programa de dejar de fumar, el de la gratuidad de los libros, la asistencia a estudiantes, la vivienda joven, el centro de día para mayores, el polígono para emprendedores, la regulación del tráfico, el compromiso con los desahuciados, la apuesta por la hostelería, la proyección turística… un conjunto de actividades con una finalidad única: hacer de La Fresneda un espacio amable donde vivir.

Pero hay tiempos que no son propicios para emprender empresas, sino aplicar la precaución y la modestia. Después de un año de iniciativas relegadas sólo porque procedían de mi, quizás haya llegado el tiempo del otoño, un largo otoño, de recogerse y preparase para la llegada de una nueva primavera.

Canon saneamiento Rio Matarraña

La modificación de la Ley de Ordenación y Participación en la Gestión del Agua en Aragón ha supuesto una confusión en cuanto a la aplicación del canon de saneamiento y la obligatoriedad de su pago, lo que ha dado lugar a distintas interpretaciones que desde el Grupo Popular estamos intentando aclarar con los organismos competentes.

Foto de banco de imágenes

Pero lo más preocupante es el estado en que queda el futuro del Río Matarraña, porque aunque en la Ley se diga que la exención por la no construcción de depuradoras es “temporal”, “transitoria” y sin “vocación de permanencia”, lo cierto es que en el horizonte que se avecina en lo rural, con unas administraciones empeñadas en una alocada carrera por ver quien recorta más compromisos sociales (por ahora el Ayuntamiento de La Fresneda lleva una ventaja importante, ya que su contribución social es lo más parecido a absolutamente nada), no aparece ningún tipo de “brote verde” que de una esperanza a una cuenca en que vertimos todos los municipios (directamente como el caso de Valderrobres) o indirectamente a las aguas subterráneas (como el caso de La Fresneda), además de recibir la carga contaminante de industrias como la que ha dado lugar a una acusación de 15 años de cárcel por contaminación.

Ante esta situación, desde las administraciones locales deberíamos impulsar medidas, por una parte preventivas y por otra paliativas.

Se debería hacer a nivel comarcal, y publicar, un censo que recoja las industrias y actividades “verdes”, respetuosas y comprometidas con la situación medioambiental del río: por otro lado, debería hacerse también el censo de las “rojas”, las que carecen de medidas propias y que son potencialmente peligrosas.

Se deberían buscar planes de la cuenca alternativos, como los de poner en marcha depuradoras de filtro verde, buscando financiación para los proyectos.

Se debería pedir a las administraciones supraterritoriales (regional, nacional y europea) el cumplimiento de los planes comprometidos y parcialmente financiados por las contribuciones durante muchos años de la ciudadanía que ha soportado gustosa un canon para tener un río saneado.

Nuestro futuro depende la calidad del agua, y ya estamos recibiendo avisos importantes por sobrepasar los límites permisibles.

Hoy no podemos hablar de medioambiente sin lamentar la pérdida de un piloto de helicóptero de la Brigada contra incendios forestales de Daroca y el grave estado de los otros dos tripulantes de otro aparato: sólo me queda un sentimiento de agradecimiento hacia esas familias que han dado tanto por garantizar el bienestar de todos. Ojalá su sufrimiento no sea en vano.

Ante la injusticia no cabe la resignación

No es nada nuevo; ya Aristóteles creía que la política debería ser participativa y tender al bien común; para él, en palabras de Noam Chomsky, la democracia no puede co-existir donde hay pobreza y riqueza extremas; paradojas de la vida, por eso existió una corriente que, ante la situación de pobreza, optó por reducir la democracia, considerando que el gobierno debería proteger a la minoría opulenta y qué mejor forma que fragmentar la sociedad y crear una casta de “hombres capaces” (en ese género) que rápidamente se agrupó en un sinfín de partidos pertenecientes a una corriente capitalista y una comunista. A la larga, y con mínimas variaciones, esto es lo que ha venido funcionando durante las últimas generaciones y hoy sigue siendo eficaz para mantener ese sistema de privilegios.

Este blog es el medio de expresión de un concejal de un pueblo de 500 habitantes, La Fresneda, y este es el escenario en que me muevo, alargando únicamente un poco la cabeza para llegar a la Comarca del Matarraña: el debate de lo que hacen los gobiernos nacionales y autonómicos sólo sirve para perpetuar la fragmentación,  porque en ese escenario carezco de la más mínima capacidad de actuación.

Me  miro las manos y me digo “esto es lo que tienes, así que con esto a ver lo que puedes hacer por tu gente”; mi naturaleza optimista y mi resistencia a convertirme en un adulto con las ilusiones castradas, me hace asomarme a lo que hay más allá y, me pregunto “¿por qué no mostramos al mundo entero, desde es pequeño pueblecito, que se pueden hacer las cosas de una forma diferente?”.

Por eso, con los principios de la emergente economía del bien común todavía dándome vueltas por la cabeza, planteamos para este Pleno una serie de medidas que profundizaran en la democracia y en la igualdad, con la seguridad que debería prevalecer el sentido común y el compromiso social por encima de cualquier otro interés.

A través de esas medidas solicitamos la creación de unas comisiones para participar en los procesos de contratación y para garantizar la eficacia de los acuerdos que toma el Pleno y propusimos asegurar la gratuidad de la enseñanza primaria, el acceso social a la piscina municipal y el compromiso con la dación de pago: el resultado final de todas las mociones es que se rechazaron, y los miembros del PAR y PSOE prefirieron dar la espalda a las necesidades del pueblo y perpetuar el control de los métodos participativos, anteponiendo intereses particulares y partidistas. Es una actitud que no puedo comprender en los miembros del PSOE, que incumplen sus compromisos electorales y reducen los derechos sociales hasta hacerlos desaparecer del escenario municipal.

Si no somos capaces de organizar un Ayuntamiento de 500 habitantes para convivir en paz, si nos somos capaces de garantizar los principios democráticos, si no somos capaces de sufrir con el necesitado, ¿cómo podemos aspirar a cambiar un estado?, ¿nos tenemos que resignar a seguir al capricho de “los mercados”?.

No puedo, ni quiero, ocultar la tristeza con que una vez más bajé las escaleras del Ayuntamiento; en este estado de ánimo en que me pregunto si merece la pena hacer lo que hago, he subido a Santa Bárbara, donde la soledad y abandono de la ermita me conecta con mis propias emociones, y he recorrido en silencio el caracol misterioso.

Mañana es la final de fútbol de la Eurocopa 2012 y eso, junto con un discurso sobre la prima de riesgo que no entendemos, mantiene a la población alejada de su realidad global. Pero hay mucha desigualdad, mucha pobreza, mucha necesidad, mucho dolor, muchas guerras, demasiada contaminación… silenciado detrás de unas fronteras que nos “protegen” de esa necesidad humana… y no, no voy a resignarme, porque ante la injusticia no voy a escatimar esfuerzos… crucemos juntos la línea invisible que separa la resignación de la acción.

Hay sectoriales marchas verdes y marchas negras luchando por su intereses, ¿para cuándo una marcha blanca que lo haga por los de la humanidad?.

Soy concejal de un pueblo de 500 habitantes; no es mucha la capacidad de maniobra para seguir soñando en cambiar el mundo, pero levanto la cabeza después del resultado del último pleno, lo archivo en la maleta donde guardo las cosas para no recordar y miro hacia delante, porque si se trata de la libertad, la justicia y la igualdad, cuando me caigo, o me tiran, duro poco tiempo en el suelo; así que seguiré pidiendo la gratuidad de la enseñanza, el acceso social a la piscina, el compromiso con los desahuciados y las garantías democráticas, porque ante la injusticia no cabe resignación.